Archivo del sitio

Sentirse “Pobre”

Hace unos meses una encuesta hecha en Nueva York encontró que un amplio sector de la gente que tiene más de dos millones de dólares se siente pobre.

Algunos de los encuestados afirmaban que se sentían como de “clase media” y no podían explicar por qué si tenían trabajos altamente remunerados y ahorros superiores a la gran mayoría de la población se sentían de esa manera.

Casi puedo asegurar que lo mismo sucede en las calles de la Ciudad de México, Monterrey, o Barcelona. La gente se siente “miserable” entre sus riquezas.

¿Por qué sucede esto? Porque mucha gente vive concentrada en la vida idealizada que cree los demás tienen: ven que el vecino tiene un auto más nuevo, o una casa más grande o viajaron a un lugar más exótico que ellos y se sienten inferiores. Por supuesto, solamente son capaces de ver lo que ven, y no tienen idea de todo lo demás que pasa en la vida de esas personas.

No saben, por ejemplo, si detrás de esa vida de lujo hay deudas impagables o hay un matrimonio infeliz o lo que sea.

En lugar de ver qué es lo que no tienes tú que tiene el vecino y sentir envidia o –peor- sentirte inferior a él, agradece y aprecia lo que tienes y, si quieres tener más, trabaja para obtenerlo.

¿Qué mayor satisfacción que alcanzar una meta? ¿Qué mayor infelicidad que compararse siempre a los demás?