Archivos Mensuales: abril 2012

Consejos para Encontrar Trabajo (Para Recién Graduados)

Este post es continuación de “Cómo no Pedir Trabajo…”, que escribí hace un par de meses y de el que he recibido varias preguntas.

Graduation hugs

Graduation hugs (Photo credit: Wikipedia)

Te acabas de graduar. Recibiste ti título (o un papelito enrrollado) de manos de tu director. Te fuiste de fiesta con tus amigos, muchos de los cuales probablemente jamás vuelvas a ver.  Lee el resto de esta entrada

#300Garabatos – Ladrones de Tiempo

image

Los ladrones de tiempo. Son aquellos delincuentes cuyo crimen podría ser peor al de un carterista, un asaltante, un ladrón de bancos, o de vehículos, pero no por eso más penado.

El robo de tiempo, desafortunadamente, no es considerado un crimen; es más, para muchos esta frase ni siquiera existe.

Es curioso. El dinero que le es robado a alguien puede ser ganado nuevamente con el trabajo que lo generó en primer lugar, pero el tiempo robado jamás se recupera. No podemos comprarlo, reponerlo o almacenarlo para después. El ahora llega y se va.

Llega y se va. Se va.

Se fue.

Llegó de nuevo.

Se volvió a ir.

El ahora es irrepetible, por lo que vale la pena entender quiénes son los ladrones del tiempo para evitar caer en sus garras. Son aquellas personas que, sin darse cuenta o con toda premeditación, distraen a sus víctimas de lo que es verdaderamente importante para ellas. Son aquellos para los que es más fácil hablar del capítulo de anoche del programa favorito o quejarse de los políticos que trabajar para que su propia situación mejore.

Los ladrones de tiempo también son situaciones o costumbres que no permiten crecer  a la víctima, pero las sigue haciendo argumentando que “así lo ha hecho siempre” o porque cree que con eso vas a agradar a alguien más.

Los ladrones de tiempo son criminales insaciables. Una vez que le roban a su víctima unos segundos, regresan por más. Como fumar un cigarro en un momento de estrés, como si el problema fuera a desaparecer en esos pocos minutos. O “checar Facebook” a la primer oportunidad. O ver si hay nuevos “Tweets” esperando, con todo y que lo acabas de revisar hace menos de 15 minutos.

En pocas palabras, los ladrones de tiempo pueden ser los demás, pero, la gran mayoría de las veces, eres tú mismo, a través de comportamientos que, te aseguro, si supieras cuándo terminaría tu estancia en este mundo, no los tendrías.

Y ese es el problema. Vivimos y soñamos como inmortales, como si el tiempo no existiera. Como si tuviéramos la certeza de que aquí seguiremos los próximos diez, veinte, cuarenta años.

Esa certeza no existe. Ni para mi, ni para ti, ni para nadie. Cuídate de los ladrones, sobre todo de los de tiempo.

¿Eres víctima de un ladrón de tiempo?

#300Garabatos – Hoy

Hoy es un regalo, un don, 24 horas que como llegan, se van. Debemos tener cuidado sobre cómo las usamos porque son irrepetibles, irrenunciables.

Lo que hicimos ayer ya quedó atrás, lo que haremos mañana sólo es una idea, que quizá jamás se materialice. Lo importante es enfocarnos en el momento. Olvidemos el multitasking y enfoquémonos en el “monotasking”: hacer una sola cosa a la vez, pero con toda nuestra atención, esfuerzo y pasión.

Así que, buen día y que tu hoy sea tan bueno como tú te lo propongas.

#300Garabatos – ¿Hasta cuándo?

 


¿Hasta cuándo dejaremos de esperar que papá gobierno resuelva nuestra vida?

¿Hasta cuándo pondremos toda nuestra energía en mejorar nuestra vida, en vez de quejarnos?

¿Hasta cuándo nos enfocaremos en el dar en vez de en el recibir?

¿Hasta cuándo nos daremos cuenta de que el único cambio posible está en nosotros mismos y no en quien gane las elecciones?

¿Hasta cuándo decidiremos vivir nuestra vida en el aquí y ahora en vez de en la nostalgia o en la preocupación del mañana?

¿Hasta cuándo aprenderemos a valorar el esfuerzo de los demás?

¿Hasta cuándo?

La respuesta a estas preguntas sólo depende de ti. De nadie más.

#300Garabatos – La pluma de la vida

image

Cuando nacemos recibimos una pluma. Su tinta es indeleble e, irónicamente, invisible. La usamos cada segundo, cada minuto.
Esta pluma es única porque escribe todo lo que hacemos. ¿En dónde? En el libro de tu vida.
¿Esa cara de desagrado que hiciste cuando el niño se subió a tu coche en el semáforo para limpiar tu parabrisas? Ahí está.
¿Aquella vez que pensaste nadie te vio? También.
¿Aquél acto de generosidad? Definitivamente.
La pluma no juzga, simplemente escribe.
No castiga, simplemente escribe.
Recuerda, tú tienes control absoluto sobre la pluma y el libro. Sólo tú determinas qué se escribirá en él.
¿Qué dirá tu página del día de hoy?

#300Garabatos – ¿Eres Promedio?

image

La curva de distribución normal es uno de los conceptos básicos en estadística. Explica la manera en que se compone una población de acuerdo a un factor específico.
En el centro de la curva, se encuentra el promedio; conforme te alejas del centro, más diferencia existe. Por ejemplo, en un grupo de niños, quizá hay 30 que miden alrededor de 1.40m, uno que mide 1.56 y otro más que mide 1.20m.
La gran mayoría vive en el promedio: un trabajo promedio, con desempeño promedio, con aspiraciones promedio.
No hay nada malo con el promedio, a final de cuentas, ahí es donde está la mayoría de la gente, ¿o no?
No.
O quizá sí, sólo tú sabes cómo te sientes.
La realidad es que nacimos para crecer, para crear, para progresar. Vivir en el promedio lleva al conformismo y, peor aún, lleva a la baja autoestima, a la autodestrucción.
Esfuérzate un poco más. Crea, lo que sea. Crece. Aprende algo nuevo, enseña algo de lo que sabes.
Sólo algunas formas de salir del promedio.

#300Garabatos – ¿Hacia Dónde?

image

Todos los días tomamos decisiones. Algunas parecen minúsculas (¿Desayunar cereal o jamón? ¿Tomar agua o refresco?) y otras, como seguramente ya lo has experimentado, cambian el radicalmente nuestra vida y nos llevan a lugares, personas y situaciones que nunca habríamos imaginado.

Este año se cumplen seis desde que tomé una de esas decisiones.

En este tiempo, he pasado por momentos difíciles, crecido como no lo habría imaginado, conocido personas muy interesantes (como entrenadores y jugadores de la NFL y autores de múltiples libros), y vivido muchas otras experiencias memorables.
Recuerdo cuando llegó el momento de decidir. Fue una lucha entre ilusión y miedo, entre alegría e incertidumbre, entre duda y certeza. No fue fácil. Si te encuentras en un momento de duda, de incertidumbre, entre decidir por un camino o por otro, mi sugerencia para ti es que escuches te hagas una simple pregunta: “¿qué me conviene?”

Ahora, la respuesta no te va a llegar en un momento, al contrario. Al analizar qué te conviene necesitas entender qué valores son importantes para ti y para tu desarrollo futuro. Entendiendo esto, tu vida será mucho más fácil. Si no te lo preguntas, la vida puede ser totalmente “promedio” o incluso un verdadero infierno.

 

#300Garabatos – ¿De quién es tu futuro?

image

“Cuando me suban el sueldo…” “Cuando me case…” “Cuando me divorcie…” “Cuando tenga hijos…” “Cuando mis hijos se vayan de la casa…”

Cuando…
Cuando…

¿Te has puesto a pensar en el poder de estas palabras? ¿En lo que implican?

Hace poco me di cuenta que continuamente me digo frases de este tipo y me puse a reflexionar al respecto. Estas frases lo único que hacen es responsabilizar a otros (personas o circunstancias) sobre la felicidad (o infelicidad) propia. Sería más honesto decir: “en este momento estoy inconforme con mi vida, pero (X,Y,Z) lo va a arreglar por mi”. Pero por supuesto, nadie lo dice así.

Son este tipo de actitudes las que fomentan la dependencia a lo que hagan los demás, que nos quedemos esperando a que “alguien” resuelva nuestros problemas, y si “nadie” lo hace, entonces nos quejamos de lo miserable que es la vida.

¿Ahora te das cuenta del poder de tus palabras?

 

#300Garabatos – Sacrificio y Ganancia

image
Sacrificio y ganancia. El intercambio permanente en la vida. ¿Qué significa? Un sacrificio es el cambiar algo que valoras por algo que valoras menos, o que incluso odias.
Una ganancia es cuando cambias algo que valoras por algo que valoras más.
Ésta dualidad no es algo meramente material, sino también emocional y psicológica.
Por ejemplo, bajo esta óptica, la frase “sacrificio por amor” es un total sin sentido, puesto que si una acción se hace por amor, entonces no es un sacrificio, sino una acción donde el que la realiza busca recibir algo positivo de parte de la otra persona.
Lo mismo sucede con las marcas. El trabajo del mercadólogo es el convencer que su producto va a representar una “ganancia” para el que lo compra independientemente de si se trata de un blog con garabatos, un automóvil de 100 mil dólares o un pantalón de mezclilla.

#300Garabatos – Dicen

image

Dicen que el miedo paraliza.
Dicen que la rutina incomoda.
Dicen que crear es difícil.
Dicen que fallar es lo peor.
Dicen que la curiosidad mata al gato.
Dicen que tomar riesgos es malo.
Dicen que el éxito es sinónimo de maldad.
Dicen que el sacrificio por los demás es más importante que el valor propio.
Dicen…
Dicen…
Y ahora te pregunto: ¿A quién escuchas? ¿Qué te dices tú?