Lecciones de mi Papá (Parte 1)

Mi papá, hombre humilde y sabio, de quien estoy completamente agradecido por todo lo que me ha enseñado voluntaria e involuntariamente. Hay filosofías orientales que dicen que cada quién escoge a sus padres, para que enseñen las lecciones no aprendidas en vidas pasadas. Evidentemente, no tengo forma de saber si ese es el caso o no, pero estoy seguro que volvería a elegir a los míos (en otro post hablaré sobre las lecciones que ella me ha enseñado). Sin order de importancia particular, aquí les comparto algo de lo mucho que mi papá me ha enseñado.

El desapego. Cada vez que rompía un juguete, la respuesta de mi papá siempre me sorprendió: “ya se rompió, ¿para qué te enojas?”, lo mismo cuando algo se me perdía. Con eso aprendí que las cosas son sólo eso, cosas, y sobre su naturaleza temporal y efímera. Nunca me habría imaginado que esa es precisamente una de las bases del Budismo.

La importancia de la familia. Para mi papá, la familia siempre ha sido primero. No recuerdo ni una sola vez que no haya querido jugar conmigo, escuchar lo que tenía que decir o que se negara a contarle un cuento a mi hermano antes de dormir. No importa lo cansado que haya sido su día, mi papá estaba ahí.

El tiempo de calidad. Por su trabajo, hubo muchos años que no veía a mi papá mas que algunos días cada mes, a veces cada dos meses. Recuerdo con mucho aprecio un día que hizo un viaje muy largo para estar conmigo en mi cumpleaños. Regresó a su trabajo el día siguiente, haciendo el mismo viaje de regreso.

El valor de la lectura. Aunque mi papá tuvo muy pocos años de educación formal, siempre lo he visto con al menos dos libros. Cada vez que lo veo tiene libros que recomendarme. Por él, yo leía la revista Muy Interesante (en esa época era una publicación muy centrada en la ciencia) cuando tenía 9 años. Mi amor por la lectura me ha permitido crecer enormemente, tanto intelectual como espiritualmente.

La humildad. Mi papá trata a todas las personas con el mismo respeto. No importa si es un mesero o un empresario, todos reciben el mismo trato de él. Quizá por eso es muy querido por la gente a su alrededor.

Estas son sólo algunas de las lecciones que mi papá me enseñó cuando era niño. En la siguiente parte, compartiré algunas lecciones que aprendí de él en las siguientes etapas de mi vida.

¿Cuáles son algunas de las lecciones que tu papá te enseñó/ha enseñado?

Publicado el 07/24/2011 en Lecciones de Vida y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: