Al subir el cerro…

El “hiking” como le dicen los que saben al acto de subir un cerro (como le dicen los que no sabemos) puede ser un ejercicio muy interesante de autoconocimiento.

Hacía años que no lo hacía, la última vez fue la Peña de Bernal en Querétaro, hace al menos seis años. Hace unos días subí con un un par de amigos una de las Franklin Mountains, en el Paso (porque aquí los cerros se llaman montañas). Fue una experiencia que disfruté mucho y de la que aprendí bastante.

Aquí las lecciones. 

1. Si no enfrentas tus miedos, te quedas atrás. El trayecto tuvo unos tramos muy difíciles, varias veces consideré detenerme. Regresar incluso. Ese día, combatí en dos peleas: contra mí mismo -la más difícil- y contra la montaña. Logré vencer el miedo y continuar.

2. Cuando tienes miedo, exageras la realidad. En los momentos de miedo, temía un resbalón. Me imaginé rodando hasta el piso, especialmente cuando lo único que veía hacia adelante era una piedra para agarrarme y hacia atrás el vacío. Llegué a imaginar lo peor. Lo que me ayudó a seguir fue el darme cuenta de que todo era una exageración, una creación de mi instinto de supervivencia que en ese momento me decía “no sigas”.

3. Para avanzar, necesitas de alguien que te apoye. Era reconfortante oír el “¿estás bien?” cuando me quedaba atrás, era motivante ver cómo ellos avanzaban. Eso para mi era un apoyo, una forma de recordarme que no estaba solo.

La Meta: Las Antenas

La Meta: Las Antenas

4. El camino es tan importante como la meta. Cada cierta distancia nos tomábamos un momento para disfrutar el lugar, para respirar el aire puro, para oír las voces de la montaña, disfrutar la vista y platicar. Habría sido muy distinto si simplemente nos hubiéramos enfocado en llegar a la cima. Nos habríamos perdido de mucho. Lo mismo sucede con la vida. Muchas veces nos enfocamos tanto en nuestras metas, que perdemos de vista el cómo llegamos ahí.

5. Vive en el aquí y ahora. Esa mañana fue para subir la montaña. No era para “postear” en Facebook o para “tuitear” qué estaba haciendo. Lograr desconectarme por esas 4 horas me permitió disfrutar la vida real más allá de la virtual. Siento que es algo que, sobre todo aquellos de mi generación, necesitamos hacer más. No necesitamos decirle al mundo en qué estamos a todas horas. Necesitamos retomar aquellos años en los que nuestros amigos se enteraban de lo que hicimos cuando los veíamos, no al “instante”. Necesitamos disfrutar el momento en el momento.

6. Celebra tus triunfos. Fue muy gratificante el saludo de bienvenida que nos dio el personal del parque al llegar a la cima. Fue más gratificante el apretón de manos, el sandwich que nos comimos al cumplir la meta. El bote de agua. Los triunfos son para celebrarse y para aprender de ellos.

El Camino Recorrido

7. Reconoce lo bien hecho. Me sorprendió lo limpio que estaba el parque. En todo el camino no vi ni siquiera un pedazo de papel o una basura. En ese momento se lo dije a una de las empleadas del parque, y me respondió con una sonrisa. Nuestro sistema educativo nos entrena a ver las fallas. A ver la única falta de ortografía en un escrito de 500 palabras y a ignorar las otras 499. A ver la espera de 20 minutos en el aeropuerto pero a ignorar la pericia del piloto.

7. Agradece lo que la vida te da. Muchas gracias a mis amigos Héctor y Nina por esa mañana, agradezco a Dios que los puso en mi camino como igual ha puesto a tantas personas que por él han pasado.

Ya Casi Llegábamos!

Publicado el 04/06/2011 en Lecciones de Vida y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. ¡Bien dicho y bien hecho! Otra frase filosófica para adicionar a tu bonito escrito. “A lo único que hay que tenerle miedo es a tener miedo” Me gustó mucho este Post.

  2. Por cierto, ¿cuál es la diferencia entre cerro y montaña?

  3. muy buen post,una frase para adicionar a este escrito: no midas la altura de una montaña antes de añcanzar su cima, entonces veras lo baja que era

  4. ah los niños del centro o altiplano central, cuando les dicen que dibujen una montaña, siempre dibujan los volcanes, al contrario de los demas del pais que dibujan cerros

  1. Pingback: Miedo « Comentarios Económicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: