Diez Segundos para mejorar tu día (y tu vida)

be positive on 10 Oct 2010 - day 283

Image by Leonard John Matthews via Flickr

La mayoría de nosotros vive sus días a máxima velocidad. Desde el momento en que nos despertamos ya estamos pensando en qué vamos a hacer durante las siguientes cinco o seis horas.

Salimos de casa y aceleramos el paso para subirnos al coche como si esos tres segundos fueran a hacer una diferencia para compensar el despertarnos tarde.

Pasa el día y oímos (o decimos) comentarios culpando al tráfico, al mesero, a la fila o a la cajera por nuestra impuntualidad, “su” ineficiencia o simplemente porque las cosas no salieron como esperábamos.

Así que decidí hacer un pequeño experimento. Cada vez que alguien me prestara algún servicio, yo iba a mirar a esa persona a los ojos y agradecerle por su trabajo. ¿Porqué? Porque agradecer a mis seres queridos es algo que normalmente hago y, segundo, porque me he dado cuenta de que es muy difícil para mi “bajar mi guardia” con gente que no conozco (probablemente como resultado de muchos “no hables con extraños” cuando era un niño).

Decidí empezar el día de ayer (Diciembre 23), porque iba a ser un día radicalmente diferente al resto de mis días, y por el “espíritu Navideño”.

La primer persona fue el chofer del autobús que me llevó al aeropuerto de Juárez desde el centro de El Paso. Al bajar del camión, lo miré directo a los ojos y le agradecí por su trabajo. Fue muy interesante el cambio en su expresión.

La siguiente persona fue un soldado que estaba vigilando una de las zonas del aeropuerto. Su respuesta a mi agradecimiento fue sorprendente. Cambió su postura, sonrió ampliamente y simplemente dijo “gracias, aquí estamos para lo que se le ofrezca”. En ese momento -y ahora que lo escribo- sentí un nudo en la garganta. Ese soldado, como todos los que están en servicio en diferentes partes del país en labores de seguridad, está dispuesto a dar su vida por mi, por nosotros, por su país. ¿Cuánta gente se lo ha agradecido personalmente?

Recibí la misma reacción de la señora que limpia los pisos del aeropuerto, quien además me llenó de bendiciones y de buenos deseos para estas fiestas. Lo mismo sucedió con el joven que vendía las revistas, y con el personal de seguridad que revisa las maletas.

Todo esto por tomarme diez segundos para dar las gracias a cada persona. Lo increíble es que es que no sólo ellos se sentían mejor (lo podía ver en su cara, en su postura), sino yo también. Al subirme al avión tenía una sensación de alegría y satisfacción muy grande, sentimiento que duró el resto del día.

¿Por qué la sociedad se ha vuelto tan cínica? ¿Por qué es más fácil quejarnos de lo que no nos gusta (y esparcir esta “mala vibra” en Facebook o Twitter) que alegrarnos y compartir lo que nos gusta o nos hace felices?

¿Porqué cuando alguien hace su trabajo es tan difícil reconocerlo y, sin embargo, cuando hacemos nuestro trabajo lo primero que queremos es reconocimiento?

Un mejor país empieza en cada uno de nosotros, te pido suplico que elimines las quejas estériles e inútiles de tu vida y que las reemplaces por palabras positivas, de aliento, de agradecimiento.

Te prometo que vas a ser más feliz y vas a lograr que lodas las personas que reciban esas buenas palabras van a tener un mejor día gracias a ti.

¡Feliz Navidad!

Publicado el 12/24/2010 en Lecciones de Vida y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Muy cierto, esos 10 segundos cambian muchas cosas en la vida de muchas personas, por eso siempre es necesario tomarse ese tiempo, que por muy pequeño que parezca crea grandes cosas; a mi me ha funcionado, dar las gracias con una sonrisa lo más sincera y natural posible hace que los demas te correspondan.

    Un saludo desde http://lunare.wordpress.com/ ojala pueda pasar a dejar un comentario en mi blog, gracias de antemano.

  2. Jesus Alcaraz

    Excelente reflexion,

  3. Victor Martinez

    No cuesta mucho hacer sentir especial a alguien!

  4. Christian Martinez

    Excelente reflexion, disfrute mucho la lectura y lo puse en practica y tienes razon, si todos nos tomaramos esos 10 segundos creo que muchas cosas cambiarian, excelente blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: