El Gobierno no Crea Empleos, las Empresas Crean Empleos.

Viviendo en la frontera, es típico oír estaciones de radio o canales de televisión de México. Cada mes, el Gobierno Federal anuncia con bombo y platillo el número de empleos que se han generado en lo que va del año.Agrega una frase que dice algo así como “nos faltan muchos más, pero vamos por el camino correcto”.

Vayamos por partes.

A finales de 2009 el gobierno aumentó los impuestos de manera sorpresiva: el IVA se aumentó a 16% (la propuesta original era 20%), el Impuesto Sobre la Renta subió al 30%; asimismo, subió el impuesto a depósitos en efectivo de 2 a 3% y la cantidad elegible bajó a $15,000 pesos.

Con estos ingresos adicionales, el gobierno propuso impulsar el desarrollo de infraestructura, con lo que el sector de la construcción se vería beneficiado y se contrataría al personal para desarrollar dichas obras.

En pocas palabras, el gobierno decidió que lo mejor que podrían hacer los mexicanos con su dinero era dárselo a la industria de la construcción.

¿No es mejor que los ciudadanos decidan en qué gastar su dinero por cuenta propia?

Sí, se han creado empleos, pero nadie habla de lo que podría haber pasado si en lugar de incrementar los impuestos estos se hubieran reducido. Analicémoslo por un momento.

Si los impuestos se hubieran reducido, los mexicanos habrían tenido más dinero para gastar. Lo que le habría permitido comprar más cosas. Lo que habría generado mayor demanda para las empresas.Ante mayor demanda, las empresas habrían tenido que contratar a más empleados para satisfacerla. El empleo se habría reducido.

Al haber menos desempleados, habría todavía más demanda, lo que continuaría un círculo virtuoso y desarrollo económico para todo el país.

En cambio, al subir los impuestos, las personas tienen menos dinero para gastar, lo que ocasiona exactamente lo contrario a lo que acabo de exponer.

¿Entonces porqué se han creado empleos?

Porque la economía estadounidense se está recuperando y la demanda por productos producidos en México ha crecido (datos del INEGI señalan que las exportaciones no petroleras a Estados Unidos a mayo de 2010 aumentaron más del 40% con respecto a Mayo de 2009).

En resumen: El crecimiento y el empleo es generado por la demanda externa, no por la interna, lo que demuestra una vez más nuestra gran dependencia a la economía estadounidense.

La próxima vez que escuches o veas estos comerciales del Gobierno Federal, recuerda que el gobierno no crea empleos, las empresas sí. El papel del gobierno es facilitar a las empresas (vía menores impuestos, por ejemplo) el desarrollo económico.

Publicado el 08/03/2010 en Economía y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: